domingo, 14 de agosto de 2011

SI entonces SI = :)

Hace unos días repasaba el libro "El Sindrome de Asperger" de la Asociación de Asperger de Asturias, y el al capítulo 2, donde tratan el tema de Comunicación, en el punto donde se trata la Literalidad, sugieren como una de las estratégias: "Lenguaje positivo: siempre que sea posible utilizar un lenguaje en positivo (evitando la palabra "NO")" y por experiencia propia puedo decir que esta es una gran verdad y que nos puede ayudar muchisimo si lo ponemos en práctica.Les contaré lo que me pasó hace poco, Andrés quería un Backugan, el Dragon Maximo, se lo habíamos ofrecido si es que se esforzaba en el colegio y en casa, claro que esperar para él significaba "mucho tiempo" y si cuando nos lo pedía el decíamos "tenemos que ver que te esfuerzas", nos decía llorando "¡eso es imposible!" o "¡tú no quieres compramelo!"
Un día saliendo del colegio su Miss me dice que estuvo muy difícil controlarlo, así que le había dicho que "si NO se portaba, NO llegaría su backugan" y que él se había puesto peor. No puedo negar que en ese momento no sabía que hacer, no le iba a comprar el backugan por un capricho, pero tenía que hacer algo, para que se calmara y para que yo no perdiera el control.
Todo el camino hacia casa me la pasé callada, él esperaba que le dijera algo, y me decía "!Nunca me lo ganaré!...¡Portarse bien es imposible!" ... al poco rato me dice "¡soy malo, nunca me porto bien!", le expliqué que eso no era así, que era un niño, que tenía que aprender muchas cosas, y una de ellas era que las cosas uno se las gana, no se obtienen por llorar.
Llegamos a la casa, me senté en la computadora y prepare esto:
La respuesta de Andrés fue inmediata
- "Mamá, lo que quieres decir es que si hago mis tareas y estoy tranquilo, voy a tener mi Backugan"
- "Así es amor"
Pegúe una de estas imágenes en el comedor y otra la coloqué en una mica y lo puse en su mochila para que lo llevara a su colegio y se acordara cual era nuestro acuerdo :).
Trabajó muy bien en casa, sin reclamar nada, de rato en rato miraba la imagen en la pared y me sonreía.
Su Miss me contó al día siguiente que Andrés había trabajado muy bien, pero que le había llamado la atención era que no había dicho más "¡quiero mi Backugan!" y que de rato en rato se acercaba a su mochila, sacaba una hojita la miraba y respiraba, parecía que lo ayudaba para controlarse :) y regresaba a seguir trabajando. Luego ella se acercó para ver de qué se trataba y cuando vio la hojita le pidió permiso a Andrés para pegarla en el escritorio y así el podía verla las veces que él quisiera y a la hora de salida guardaba su hojita y la llevaba al día siguiente para usarla como apoyo en los momentos de tensión.
Aquí no sólo apliqué un mensaje positivo, sino lo representé visualmente, el resultado final fue un éxito.
Esta hojita Andrés no la dejó hasta que llegó su Backugan :).
Moraleja: "Usemos el "NO", sólo cuando no tengamos otra opción :)". ¡SUERTE!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada